Mailvelope

En cooperatión con GMX

Comunicación cifrada


Los usuarios ahora pueden cifrar sus correos electrónicos directamente en el buzón de GMX, de forma gratuita y mediante el estándar OpenPGP. El proceso utiliza la extensión del navegador de Mailvelope, que se encarga de la generación y la gestión de las claves. La configuración del método se ha simplificado hasta un punto en el que no se requieren conocimientos técnicos específicos.

Una interfaz de usuario conocida

Una vez que el usuario ha configurado la comunicación cifrada, puede continuar redactando correos electrónicos cifrados con la misma interfaz de usuario del buzón de GMX que utilizaba antes. Los iconos de bloqueo se utilizan para indicar los campos de entrada de Mailvelope a prueba de alteraciones. Siempre que la extensión del navegador esté habilitada, el mensaje "Aceptar" aparecerá en el icono de Mailvelope en la barra del navegador. Esto indica que los campos de entrada son seguros. La comunicación cifrada se puede configurar en la aplicación de correo de GMX mediante un código QR o un código de recuperación.

Configuración simplificada

Gracias al asistente de configuración, los usuarios de GMX pueden configurar la comunicación cifrada en tres sencillos pasos. Y lo que es más, ya no tendrán que intercambiar las claves públicas de forma manual porque el intercambio se ha automatizado a través de un proceso de invitación personal.

Características especiales de las comunicaciones cifradas con GMX

Crear una copia de seguridad

Mailvelope y GMX permiten a sus usuarios realizar una copia de seguridad de su contraseña y claves. Mailvelope se encarga del cifrado de la información. Esta colaboración garantiza que ninguna empresa pueda acceder a las claves o contraseñas de los usuarios. Durante la copia de seguridad, se crea un documento de restauración con un código. Con este documento pueden recuperarse la clave y la contraseña e incluso configurar la comunicación cifrada en otros dispositivos. Esta copia de seguridad es voluntaria, pero se recomienda crearla.

Intercambio sencillo mediante los servidores de claves

Las claves que crean Mailvelope y GMX se almacenan en los servidores de claves al final del proceso de configuración. De esta forma, los clientes de GMX pueden intercambiar correos electrónicos cifrados sin tener que invitar al otro usuario, siempre y cuando hayan configurado la comunicación cifrada con anterioridad. Solo los clientes de GMX tienen acceso a este servidor de claves y estas pueden eliminarse en cualquier momento.

Compatible con los navegadores y sistemas más importantes

  • Google Chrome
  • Mozilla Firefox
  • iOS
  • Android

Todo lo que necesita saber acerca de la comunicación cifrada de GMX